ir al inicio

Grifo!

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

Desde Aguas del Norte queremos brindarte este espacio donde junto a Grifo, podrás obtener información que te será muy útil para realizar las tareas de la escuela. En esta sección encontrarás datos interesantes sobre el agua, definiciones, imágenes y juegos que te servirán para hacer tus deberes, y para compartir con tu familia y tus amigos. ¡Te invitamos a Aprender y Divertirte!

El agua

El agua es un recurso esencial para cualquier forma de vida. Los seres humanos estamos compuestos en un 75% de agua aproximadamente.

El agua es salud y una fuente de vida indispensable, pero a la vez es un recurso natural agotable, que debemos cuidar con mucha responsabilidad.

Cada molécula de agua está formada por dos átomos de hidrógeno y un átomo de oxígeno. Su fórmula química es H2O.

Una gran parte de nuestro planeta, aproximadamente el 71%, está cubierto por agua. Sin embargo, de esta gran cantidad de agua sólo el 3% corresponde a agua dulce (ríos, lagos, lagunas, etc); y el resto corresponde a agua salada que se encuentra en los océanos y los mares. Además, de este pequeño porcentaje de agua dulce la mayor parte se sitúa en los polos y en los glaciares.
Distribución del agua en el Planeta

Aproximadamente el 97% corresponde a agua salada (mares y océanos). Aproximadamente el 3% corresponde a agua dulce (capas de hielo, glaciares, aguas subterráneas, aguas superficiales).

Reservas de agua dulce:
30,1% Acuíferos subterráneos. 69,6% Glaciares, nieve y hielo. 0,3% Atmósfera, lagos, pantanos, ríos, seres vivos.

¿De dónde proviene el agua?

¿De dónde proviene el agua?
El agua puede provenir
de diferentes tipos
de fuentes:

Agua Subterránea:
Es aquella que se encuentra bajo la superficie terrestre (en pozos profundos). El agua proveniente de las lluvias, que se infiltra a través de las capas permeables del suelo, detiene su recorrido cuando se encuentra con una capa impermeable, formando lo que se llama "napa" o capa de agua subterránea. Estas capas se dividen en freáticas y confinadas. Las capas freáticas se encuentran a poca profundidad y carecen de presión, por lo que al perforar un pozo no suben del nivel en que se las encuentra. No son aptas para el consumo humano ya que al entrar en contacto con las aguas ya usadas por el hombre (desechos, pozos ciegos, etc) generalmente resultan contaminadas. Las capas de aguas confinadas, son las que están ubicadas a mayor profundidad que las freáticas, entre capas de suelo impermeables. Estas pueden clasificarse en ascendentes y surgentes. Las surgentes son aquellas que cuando se las alcanza con la perforación, ascienden a la superficie del terreno por la presión interior a que está sometido el fluido. Estas napas son las aptas para el consumo.
Las aguas de los pozos surgentes que llegan a la superficie con una temperatura superior a la media atmosférica del lugar donde se encuentran, se denominan aguas termales. Para poder utilizar las aguas ascendentes, deben utilizarse bombas, motores elevadores o molinos. Para el caso de Salta Capital, la profundidad de explotación es del orden de 80 a 200 metros de profundidad.

Agua Superficial:
Es aquella que se encuentra en arroyos, ríos, lagos, etc. El agua superficial, al estar expuesta al medio que la rodea, presenta turbiedad y color. Esto hace que sea tan importante el proceso de potabilización, previo a su entrega para consumo.

Agua Subálvea:
Es el agua que corre por el subálveo del río. Se capta mediante galerías filtrantes. En general es agua de muy buena calidad, ya que ha pasado por un proceso natural de filtración.

Ciclo del agua

El ciclo del agua, también llamado ciclo hidrológico, hace referencia al proceso de circulación de la misma en sus diferentes formas alrededor del mundo. Durante este ciclo, el agua se mantiene en constante cambio, pasando por sus tres estados físicos posibles: sólido, líquido y gaseoso; y trasladándose hacia diferentes lugares.

El primer paso del ciclo del agua consiste en su evaporación, que se produce desde la superficie del mar. Cuando el vapor de agua llega a la atmósfera se produce la condensación, es decir que este vapor cambia su estado físico para luego precipitar en forma de lluvia, granizo, nieve o rocío. Estas precipitaciones pueden quedar en la superficie de la tierra, pueden filtrarse a través del suelo convirtiéndose en aguas subterráneas o pueden escurrir por el terreno hasta llegar a un río, un lago o el mar. Luego el agua volverá a la atmósfera, reiniciando nuevamente el ciclo.

A continuación describimos brevemente las fases fundamentales del ciclo del agua:
Evaporación:

El calor actúa en forma directa sobre el agua provocando su evaporación. Esta última puede producirse desde la superficie del mar, de los lagos, de los ríos y de los organismos animales y vegetales.
Condensación:

El vapor de agua sube hasta la atmósfera, donde se condensa para luego precipitar en forma sólida o líquida.
Precipitación:
El vapor de agua, ya condensado, cambia su estado para precipitar en forma de lluvia, granizo, nieve o rocío. De esta manera el agua vuelve al mar o a la superficie terrestre.
Infiltración y escurrimiento:

El agua que precipita sobre la superficie de la tierra puede seguir diferentes caminos. Una de las posibilidades es que se infiltre en el terreno, convirtiéndose en agua subterránea o evaporándose nuevamente a través de la transpiración de las plantas. Otra de las posibilidades es que el agua escurra sobre la superficie formando ríos, lagos y lagunas que van a desagotar en los mares.

Potabilización

Potabilización
Para que el agua pueda ser consumida en nuestros hogares, debe ser sometida a un proceso específico denominado Proceso de Potabilización. Este tiene como objetivo convertir el agua natural en agua potable. A continuación te explicamos las etapas del Proceso de Potabilización:
a) Captación:
En esta etapa el agua se extrae desde las fuentes naturales, que generalmente son los ríos. Aquí el agua se encuentra en estado crudo o natural. Por ejemplo, en la capital de nuestra Provincia se capta el agua de los ríos Potrero Uriburu, Lesser y San Lorenzo, entre otros.
b) Canalización:
Una vez que el agua ha sido captada debe ser conducida hacia la Planta Potabilizadora. Para ello pueden utilizarse dos tipos de sistemas: aducción o impulsión. Aducción: El agua se transporta por gravedad (por su propio peso) ya que la fuente abastecedora está a un nivel más elevado que la Planta Potabilizadora. Impulsión: El transporte del agua se realiza mediante bombas, ya que la fuente está más baja que la Planta.
c) Floculación:
El agua posee sustancias o partículas que se encuentran en suspensión. Para que estas partículas puedan eliminarse deben ser sometidas a un proceso químico denominado floculación. En este proceso se aplican agentes químicos, denominados coagulantes, que producen que estas partículas se unan formando los “flocs”. Esta aglomeración de partículas, al ser más pesada que cada partícula individual, se asienta permitiendo que el agua pueda clarificarse, es decir, eliminar la turbiedad.
d) Decantación:
La decantación comienza cuando termina la floculación. Para ello se ubica el agua en una gran pileta donde permanece quieta, produciéndose la separación del líquido y de los sólidos. Es decir, supone la quietud del agua para que, al dejarla en reposo, se depositen en el fondo aquellos componentes más pesados.
e) Filtración:
Es el proceso mediante el cual el agua es separada de la materia en suspensión haciéndola pasar a través de una sustancia porosa. En la práctica este material poroso es generalmente arena. Es decir que, en la filtración se hace pasar el agua a través de filtros de arena, en donde se eliminan los pocos grumos o flóculos que hayan quedado. Hay dos clases de filtros de arena: los de acción lenta y los de acción rápida. Éstos últimos se dividen en filtros de superficie libre y filtros de presión. En los filtros de acción lenta, el agua pasa por gravedad a través de arena a baja velocidad. La separación de los materiales sólidos se efectúa al pasar el agua por los poros de la capa filtrante y al adherirse las partículas a los granos de arena. En los filtros de acción rápida con superficie libre, el agua desciende por gravedad a través de arena a una velocidad mayor. Es imprescindible el tratamiento previo con coagulantes para sacar la mayor cantidad de partículas en suspensión. El filtro se lava con una corriente de agua en sentido contrario al de filtrado, que expande el lecho y se lleva al desagüe los sólidos acumulados. El resultado final de la filtración será un agua más clara, de la que se elimina hasta un 95% de todos los microorganismos que contenía.
f) Cloración:
Es el proceso en el cual se destruyen los agentes microbianos que pudieran estar presentes en el agua.

Para ello pueden utilizarse diferentes productos químicos como: hipoclorito de sodio, hipoclorito de calcio, dióxido de cloro, ozono, etc. Este es el último paso en la potabilización del agua superficial. Cuando la fuente de agua es subterránea y proviene de pozos, el único tratamiento que generalmente requiere es la cloración. Esto se debe a que las características del agua a grandes profundidades suelen ser más puras.

g) Almacenamiento y Distribución:
El agua tratada en las Plantas Potabilizadoras se acumula en cisternas y/o tanques elevados, desde donde es distribuida por red a los domicilios.

Cuidar el agua


Es muy común que en la Provincia de Salta cada año se produzcan épocas de sequía, que se manifiestan en la escasez de lluvias y en la merma del caudal de los ríos, entre otros factores. Por ello, para poder superar las sequías debemos tomar una actitud responsable cuidando el agua en nuestras actividades diarias.
Esta escasez de agua no es un problema exclusivo de nuestra Provincia, sino que ha adquirido enormes proporciones convirtiéndose en un problema a nivel mundial. La insuficiencia de agua que se creía exclusiva de las zonas áridas, hoy es un problema generalizado. Hay regiones del mundo donde millones de personas apenas poseen la cantidad necesaria para subsistir.

Todo esto nos lleva a pensar en profundidad y reflexionar sobre la necesidad de racionalizar el uso del agua. Debemos asumir la responsabilidad de utilizar adecuadamente este recurso teniendo en cuenta dos normas fundamentales: NO DESPERDICIAR Y NO CONTAMINAR EL AGUA. Un dato importante: Cerca de mil cien millones de personas en el mundo no cuentan con agua potable.

¿Cómo podemos ayudar?

Ya sabemos que el agua es un recurso escaso y por ello es necesario que cada uno de nosotros colaboremos para cuidarla y no derrocharla.

Este uso responsable del agua debe practicarse en cada ámbito de nuestras vidas: en nuestra casa, en la escuela, con nuestros amigos, etc.

La suma de cada pequeño aporte que hagamos nos ayudará a preservar este recurso tan valioso. Aquí te presentamos algunos consejos útiles para que sepas cómo cuidar el agua. No olvides compartirlos con tu familia y tus amigos para que todos puedan ser parte de esta tarea tan importante:

 

Si encontrás alguna pérdida de agua en tu casa avisale rápidamente a mamá.
Cuando laves tus dientes utilizá un vaso de agua para enjuagarte. No dejes la canilla abierta, ya que así se pierden muchos litros de agua.
Cuando te bañes tratá de hacerlo rápidamente. Si te quedás mucho tiempo bajo la ducha se desperdicia agua innecesariamente.
Cuando veas que papá está por lavar el auto decile que lo haga con un balde de agua, en lugar de utilizar la manguera.
Cuando veas una pérdida de agua en la calle o en la vereda avisale rápidamente a algún adulto de tu familia. De esta manera ellos podrán comunicarse con Aguas del Norte y solicitar que la reparen.
Luego de usar una canilla asegurate de haberla cerrado bien.
No uses el inodoro como papelero o basurero. Los papeles deben tirarse en el cesto de basura. Si los tirás en el inodoro vas a necesitar descargarlo muchas veces y así se desperdician muchos litros de agua.
Si en la escuela ves una canilla abierta que nadie está usando, cerrala. Si detectás alguna pérdida de agua avisale a tu maestra.

¡Jugá con Grifo!

Descargá los Juegos de Grifo

Manual Educativo

Manual Educativo


En el marco del Programa Educativo Custodios del Agua, Aguas del Norte realiza la entrega de manuales educativos a los niños de 5to. Grado de escuelas públicas, a través del kit escolar que distribuye el Ministerio de Educación de la Provincia.

En estos manuales Aguas del Norte ofrece a los alumnos valiosa información sobre el agua: importancia del recurso, distribución en el planeta, situación en nuestra provincia, formas de obtención, ciclo hidrológico, proceso de potabilización y distribución entre los usuarios. Además se pueden encontrar datos muy interesantes sobre el sistema de desagües cloacales.

Concientizar a los niños sobre la importancia del cuidado del agua es una tarea muy importante, ya que ellos son el futuro de nuestra sociedad. Los manuales incluyen también un capítulo con diferentes actividades y experimentos para que los niños puedan divertirse mientras aprenden.
Ver video
Ver Manual